Blitzkrieg SARS-CoV-2: ¡ESTADO DE ALARMA! Diario de la crisis del coronavirus (III).

bb

La infección por SARS-CoV-2 progresa ante la inoperancia de las autoridades. Pero hoy hay una novedad: Reino Unido ha decidido explorar una vía alternativa, lo que abre determinadas incógnitas. En un principio, la primera impresión es criticar esta medida, pero es de esperar que Johnson se esté dejando aconsejar por epidemiólogos y economistas, por lo que vamos a analizarlo. En resumen, el plan es no hacer nada, dejar que el virus corra por el país. Con ello se intentará conseguir que todo el mundo se infecte rápido. Eso conllevará que millones de personas desarrollen un cuadro leve y queden inmunes, por lo que posteriormente será más difícil que el virus avance. (Si en condiciones normales una persona A se lo pega a B y esta a C, siendo C un paciente de riesgo, si resulta que B ya ha pasado la infección hace un mes es posible que C no llegue a contagiarse). Para ello han pedido que todos aquellos que tengan síntomas se confinen 7 días en casa y lo prudente sería que la población de riesgo (ancianos, inmunodeprimidos…) no salgan de casa en una temporada. Pretenden con ello proteger la economía, pues está quedando cada vez más claro que se ha cruzado un punto de inflexión y que todos vamos a recibir un buen golpe en lo tocante a la economía, siendo probable que tardemos años en recuperarnos. Por ello, ventajas e inconvenientes:

Ventajas:

  • Conseguir inmunizar a la población más rápido, lo que conllevará defensa natural contra posibles futuras oleadas o la cronificación del número de nuevos casos en el tiempo.
  • La economía sufre mucho menos que en otros países.
  • Previenes el hecho de tener que levantar las cuarentenas y clausurar el estado de alarma, que tiene una vigencia de 15 días. En el caso de España, ¿qué pasará dentro de 15 días? Es posible que la epidemia haya empezado a controlarse, por lo que intentaremos volver a la normalidad. Pero, ¿y si quince días después hay un repunte de casos? No hay que olvidar que el virus va a acompañarnos durante muchos meses.
  • Muchos autónomos no tendrán que cerrar o despedir a sus empleados. Con ello, cuando esto pase, que pasará, es posible que se pueda reanimar el tejido productivo británico con facilidad. En casos como el nuestro, es posible que cuando todo ceda se hayan destruido millones de empleos y estemos en una situación que la crisis de 2008 nos parezca un juego de niños. Al que se ha muerto igual le da morirse por una neumonía que de hambre o frío un año después si no puede comprar comida o pagarse un alquiler. Hablamos de que en el peor de los escenarios podríamos ver un país sumido en la miseria y quebrado, con millones de personas en la pobreza absoluta, y es bien sabido que la pobreza también mata.

Inconvenientes:

  • El gran pico de contagios colapsará los hospitales. Morirá mucha más gente de la que hubiera muerto en condiciones normales. Estamos hablando de que este virus tiene una mortalidad del 2-3% con los sistemas sanitarios operativos, pero vemos que en el caso de Italia sube al 8% al haberse saturado. Hay que recordar también que estos datos solo hacen referencia a personas diagnosticadas en el hospital, que son solo una minoría de los casos. Pero también hay que tener en cuenta que contrariamente a lo que la gente piensa, también hay gente joven muriendo de coronavirus. Y además, no tenemos por qué poner en riesgo a los mayores, que nos lo han dado todo y merecen ser honrados.
  • Traicionamos uno de los valores básicos de la civilización: proteger a los vulnerables, y nunca es bueno hacer este tipo de cosas. No obstante, hay que mencionar que asumir que no se puede parar el virus no quiere decir automáticamente que se contemple que los ancianos y la gente con patología vaya a morir, como dicen algunos. Si toda esta gente no cogiera el virus en 2 meses y en ese tiempo se inmuniza todo el país es probable que ya no tengan que pasar la enfermedad y se contemple el coronavirus como el sarampión, una enfermedad que no existe en los países occidentales hasta que alguien proveniente del extranjero lo introduce en algún remanso de antivacunas.
  • Se ha demostrado que la contención total funciona, pero destruye la economía. Si los británicos se equivocan en su planteamiento y tienen que proponer la contención más adelante es posible que sea demasiado tarde.

¿Qué gana? Pues no lo sé. Dudo que nadie pueda saberlo. El tiempo nos lo dirá. Lo que está claro es que España ha tomado una decisión. El daño económico ya está descontado y esto queda patente en la bolsa, que ha caído mucho más de lo que debería haberlo hecho, asumiendo el peor de los escenarios. Lo que, desde luego, no tiene sentido, es lo de aplicar las medidas escalonadas como está haciendo nuestro gobierno, porque se daña la economía y no se previene la epidemia. En mi opinión, un estado de alarma no se declara así. Si de verdad quieres ser efectivo, primero sacas los tanques sorpresivamente, sitias todas las ciudades y luego lo declaras para que nadie pueda moverse de donde está. ¿Por qué no ha hecho esto el presidente? Pues en mi opinión, estrategia electoral. Ya bastante malo es el sufrimiento que nos está causando a todos esta desastrosa gestión como el hecho de tener que quedarte aislado durante un mes en una provincia o casa que no es la tuya o en la que no estás cómodo, porque toda esta gente es luego votante y al final se vota con las entrañas. Aplicar el estado de alarma escalonadamente ha conllevado que miles de personas se muevan de las ciudades más pobladas o de aquellas con brotes más avanzados a otras, lo que va a deparar resultados aún por ver.

¿Qué creo que va a pasar? Bueno, hasta ahora he ido acertando en las predicciones. Para ello solo hay que saber un poco de ciencia médica, ver lo que está pasando en otros países y ponerse en el peor de los escenarios. Pues bien:

  • Teniendo en cuenta el periodo de incubación del virus, que puede ser entre 2-7 días, aunque hay casos de entre 2-28 días, es posible que esta semana veamos el repunte de la masiva e irresponsable manifestación feminista del 8M, que reunió a cientos de miles de personas en todas las ciudades y pueblos. Hace exactamente una semana de esto.
  • Y cuando nos hayamos hecho a la idea de este repunte empezarán a dar la cara las familias de estas personas, a los que se les sumarán los casos de aquellos que se han contagiado en otras ciudades y han cambiado de residencia.
  • Por estas fechas habrá que tener en cuenta también que vamos a empezar a caer enfermos los sanitarios. En mi opinión, el virus lleva rondando por España y el mundo mucho antes de lo que se pensaba. En China han trazado la infección y han descubierto que el primer caso fue el 17 de noviembre, casi un mes antes de lo que se pensaba. Tenemos en cuenta también que hasta el 31 de diciembre no se declaró la alarma y hasta principios de enero no se supo qué virus era. Teniendo en cuenta que la ciudad de Wuhan tiene 11 millones de habitantes (una población equivalente a Grecia), y que todos los años millones de chinos van y vienen de Europa, es muy posible que teniendo en cuenta los ratios de infección de diciembre haya habido casos importados mucho antes de lo que nos esperamos. Y resulta que hay casos nuevos que hacen replantearse la situación de la epidemia. Una mujer ecuatoriana viajó desde Madrid a Ecuador el 14 de febrero iniciando un brote en su país. Por aquellas fechas en España solo había dos casos diagnosticados, ambos en las islas. Qué mala suerte que el único caso que había en Madrid viaja a América, ¿no? El virus se detectó en Madrid el 25 de febrero, pero esa mujer ya lo tenía el 14 de febrero. Salvo que lo cogiera en el aeropuerto con otro viajero internacional, lo más probable es que el brote estuviera instaurado en Madrid desde mucho antes de lo que se pensaba, lo que confirma que el virus nos hizo la Blitzkrieg y penetró hasta la cocina mucho antes de que lo advirtiéramos. En mi experiencia, los médicos vemos infecciones respiratorias a diario. El diagnóstico etiológico de los cuadros catarrales leves casi nunca se llega a realizar y en muchas ocasiones se nos ponen graves o mueren pacientes con distrés respiratorio sin que lleguemos a un diagnóstico. El caso clínico típico de SARS-CoV-2 antes de que existiera o se conociera se hubiera quedado sin filiar. Muchas veces asumimos que ha sido un virus o una enfermedad autoinmune que no hemos podido diagnosticar y punto… Por ello, teniendo en cuenta que los test diagnósticos van lentos y no siempre son efectivos, y dado el efecto Bliztkrieg que creo ha hecho el virus, es posible que si tenemos más casos de los esperados nos hayamos visto expuestos al virus mucho antes de que esto se liara de esta manera. Todo esto estará por ver. Si se cumple, se avecina un mes muy malo para todos (tal y como lo tienen ahora en Madrid, País Vasco, La Rioja, Burgos y otros sitios de brote local). Creo firmemente que con cómo hemos ido adoptando las medidas (permitir manifestaciones, medidas graduales…) vamos a superar a Italia en el número de casos y en la pendiente de la recta, explorando un escenario que todavía no se ha dado en ningún país (salvo China, quizá, que tuvo que lidiar con no saber a qué se estaba enfrentando durante casi 60 días).

Es importante mencionar que han cambiado los criterios diagnósticos, y esto es un mensaje importante para la población general como puedes ser tú si estás leyendo esto. En muchas Comunidades Autónomas se están mandando a casa los casos leves sin realizar pruebas diagnósticas, diciendo a los pacientes que solo tienen que volver al hospital si tienen lo que los médicos llamamos disnea, que es la falta de aire o dificultad para respirar, lo que es indicativo de gravedad y de que hay que ingresar en un hospital. Esto va a conllevar que el número de casos ya solo sirva para saber los pacientes ingresados, no el total de infectados. El otro día el presidente se quedó muy corto cuando dijo que habrá 10.000 infectados. Es muy posible que ya haya cientos de miles. De hecho ya se empieza a pensar que todo catarro o neumonía es un coronavirus y ya está en zonas de alta transmisión. Así que esto debería ser más razón aún para las medidas de aislamiento y prevención, sobre todo cuando se tienen síntomas. Empieza a resultar ridículo ya que hablen de cómo van cayendo los diputados, parece que los periodistas encuentran morbo en ello. Los diputados no se lo han ido pegando unos a otros por no haber respetado las medidas, es posible que en Madrid un importante porcentaje de la población ya esté infectada o lo haya curado. Por ello, nadie debería ir exigiendo por los hospitales pruebas innecesarias salvo que alguien se encuentre mal de verdad. Tampoco hay que criticar que el gobierno busca con esto que parezca que hay menos casos y maquillar las estadísticas para que no sea tan evidente el infierno en el que nos han metido (que lo hará si puede), simplemente es una dinámica para mejorar la operativa.

Según todo esto, si nos ponemos en lo peor, creo que va siendo hora de tomar determinadas medidas.

A los médicos:

  • Ojo clínico. Esto nos ha pillado por sorpresa y la coordinación que estamos llevando es tan mala que es de esperar que cuando todo pase tengamos que inventar un sistema mejor para transmitir la información ante enfermedades emergentes. Se extrae más información hablando con los compañeros de otros hospitales y leyendo a diario lo que se va publicando en PubMed de experiencia en el terreno que de los cauces oficiales. Si parece un coronavirus, es un coronavirus… punto. Es un virus y sabemos lo que hacen los virus pues llevamos toda la vida peleando con ellos.
    • Pueden dar cualquier síntoma. El caso clínico típico es tos, expectoración, fiebre, rinorrea, disnea, insuficiencia respiratoria. Hay diarreas también. Pero hay pacientes asintomáticos. Otros tienen meningitis. En medicina nunca se pueden decir las palabras “nunca” ni “siempre”. Si lo aplicamos en otras enfermedades, ¿por qué no en esta?
    • Estamos en España y nuestra población no se ajusta a la de China en cuanto a edad. Nuestra media de edad es de 42,2 frente a los 36 años de China. Quizá en nuestro país el virus lleve un curso diferente, sobre todo en los ancianos. En un contexto epidemiológico muy alto, con miles de casos por doquier, sabemos a la perfección que si el abuelo tiene unas décimas, no come o está flojo podría ser indicativo de estar incubando algo… y ya sabemos ese algo que está rulando lo que es. Así que los sanitarios deben intentar por todos los medios no exponerse. Quizá aquí haya más casos atípicos de infección. Yo creo que deberíamos adoptar medidas universales de precaución, aunque claro, vamos mal de material (mascarillas), así que habrá que individualizar.

A la población general:

  • Si el gobierno pone alerta, saca los militares, nos obliga a quedarnos en casa o restringe la circulación… hay que obedecer, pues es el plan, y adoptar medias tintas es precisamente lo que no hay que hacer. No obstante, hay que vigilar al gobierno, pues no podemos olvidar el enorme poder que van a asumir, para más inri, por haberla cagado previamente.
  • Estamos viendo que cada día los supermercados amanecen llenos, así que prudencia. Si las cosas se hacen bien y se mantiene la logística los supermercados podrán proveernos de todo, siempre y cuando no ocurra que un pequeño número de personas acapare todo. Seamos sinceros, nadie necesita 100 kg de comida seca, ¡con eso uno puede estar aislado durante un año!, y si tenemos que estar aislados un año serán más útiles las escopetas que la comida.
  • Todo el mundo nos está mandando ánimos a los sanitarios pero creo que hay un colectivo más importante que nosotros en este momento; los autónomos. Muchos de ellos son pequeños empresarios que dan trabajo a uno o varios empleados. Algunos viven al límite en cuanto a ingresos y no van a poder superar 15 días de cierre. Recordemos que son los que generan riqueza en nuestro país, los que crean de la nada. Creo que hay que mimarlos y no solo con actos simbólicos como aplausos y posts en redes sociales. Es un momento para ser generosos con ellos para evitar que cierren. Creo que las medidas del gobierno no están siendo las adecuadas. Las subvenciones o aplazar las deudas o los impuestos (para que luego los paguen igual) no van a funcionar. Deberíamos exigir que se les suspendan todos los impuestos y cuotas durante una temporada larga para que puedan sobrevivir a esta… pero claro, ¿cómo hacernos oír?… yo no lo sé.
  • Es una buena idea ayudar a los más vulnerables, especialmente si a uno lo mandan a casa sin trabajar. Hay que preocuparse por ese vecino que es anciano y apenas puede salir de casa. Podemos hacerle la compra o traerle medicinas.

Y lo que puede ocurrir finalmente, cuando superemos esta epidemia, será que el mundo quede totalmente irreconocible. En 1914, en Bosnia, un joven disparó al archiduque Francisco Fernando de Austria y lo mató. Lo que pudo quedar en nada acabó conllevando la más dramática guerra mundial, la primera. De las heridas de esta se produjo la segunda, todavía más devastadora, lo que ocasionó que el mundo se partiera en un bloque comunista y uno liberal durante décadas. Un tiro, un evento casual, un cisne negro, que cambió el paradigma de la historia, condenando a la humanidad a décadas de muerte y sufrimiento. Este tipo de fenómenos, como el que estamos viviendo ahora, pueden obrar cambios drásticos en la sociedad. Este artículo es, en este sentido, muy interesante.

aa

Saber qué sistema ideológico o qué países tomarán el mando a partir de ahora está por ver.

Habrá que abrocharse el cinturón.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s