Blitzkrieg SARS-CoV-2: Diario de la crisis del coronavirus (II).

Dada la cantidad de gente que ha leído mi último post sobre el coronavirus, y debido a que muchas cosas me rondan por la cabeza y quiero compartirlas, he decidido volver a escribir sobre el tema. Si alguien quiere releer el primer artículo está aquí.

Nicolás Maquiavelo fue un diplomático italiano que sobre todo es conocido por sus escritos sobre política y filosofía. Su libro “El Príncipe” (1513) ha sido uno de los manuales de comportamiento favoritos de la mayor parte de líderes del mundo. Pese a que tenga ya medio milenio, sus enseñanzas no han dejado nunca de tener vigencia, y desde aquí recomiendo a todo el mundo leerlo cuando tenga tiempo, quizá sea una buena idea para una tarde de cuarentena. Entre sus muchas frases destacadas, una que nos viene como anillo al dedo hoy es:

El que tolera el desorden para evitar la guerra, tiene primero el desorden y luego la guerra.

En nuestro caso, todos temíamos que llegara la guerra, que no podía ser otra cosa que el colapso absoluto de nuestras economías. Para ello nuestros líderes han hecho una pésima gestión de la situación desde el principio. Por ejemplo nosotros, los españoles, dependemos bastante del turismo, que nos brinda un porcentaje muy alto de nuestro PIB, y todavía está por ver cómo de fuertes serán los estragos de esta nueva situación. Estos políticos que nos dirigen vieron el desorden: China colapsada, rápida propagación a otros países, primeros casos en España… Y esto se veía venir. Dicen que han seguido recomendaciones de expertos, pero me cuesta creerlo. Pase lo de Italia, que fueron los primeros europeos en sucumbir, pero lo nuestro no tiene nombre, pues podíamos haberlo prevenido mucho antes.

Sí que es cierto que a caballo pasado a todo el mundo le resulta fácil reconocer los errores del pasado. Pero no deja de sorprenderme cómo hemos contemplado impasiblemente y sin tomar ninguna medida las advertencias de China. Pero, pensamos, eso son solo cosas de los chinos. Y luego vino Italia, y pensamos lo mismo; nosotros no somos Italia. Luego nuestra propia capital, Madrid, comenzó a dar señales de colapso. Pero claro, Madrid es solo eso, una ciudad, en las demás había poco movimiento. No vayamos a alarmar. A día de hoy nuestra economía ha perdido un 25% de su valor.

ibex

Y poco a poco van saliendo las cosas, y más que saldrán a partir de ahora. Y hoy acabamos de enterarnos que Madrid, que ha sido el centinela en todo esto, avisó al gobierno central de que había un problema y de que era necesario tomar medidas más drásticas mucho antes. ¿Cuándo? El 28 de febrero, 10 días antes de que se tomaran a nivel nacional y, según la prensa, no fueron escuchadas hasta el 6 de marzo, una semana después.  Uno piensa que esta descoordinación puede deberse a un error puntual, pero cuando se piensa mal es imposible pasar por alto que el gobierno de Madrid y el gobierno central tienen distinto signo político, y que hay una guerra muy sutil entre las Comunidades Autónomas dispares y el gobierno. Y, según la prensa, también, fue el gobierno de Madrid el que tuvo que tomar unilateralmente la decisión de cerrar todos los colegios el lunes 9 de marzo, medida que posteriormente han ido adaptando otras Comunidades Autónomas.

Todo internet está lleno con el famoso “aplanamiento de la curva”. Pero ha habido cierta controversia con si las medidas que se están tomando son las más adecuadas. La idea es sencilla: medidas drásticas para que los contagios se vayan espaciando en el tiempo y no se desborde el sistema sanitario, porque si esto ocurre y todo el mundo se contagia a la vez la mortalidad será mucho mayor de lo que debería ser en condiciones normales con una asistencia plena. Pero algunos han teorizado que si cerramos todos los colegios y los niños vuelven a casa o bien obligan a sus padres a cogerse días libres para cuidarlos, lo que haría que la economía se resienta más, o bien se quedan con los abuelos, lo que acercaría a las pequeñas incubadoras naturales de guerra biológica (los niños) con la población más susceptible de cursar una infección grave (los ancianos).

¿Qué pienso yo? Que de nuevo, actuamos tarde. Las medidas drásticas se tenían que haber adoptado con 30 casos, no con 3000, para que hubieran sido eficaces. De cualquier forma, hay que hacerlo, porque sea como sea se va a conseguir aplanar la curva y hacer que el sistema sanitario no colapse. El problema de aplicarlas tarde es que quizá el pico de esa meseta desborde igualmente el sistema al haberla dejado crecer más de la cuenta. De nuevo, si miramos Italia, es de esperar que acabamos igual, por lo que es muy probable que nuestra historia con el coronavirus acabe con toque de queda, cuarentenas masivas y cierre de ciudades. Ya empieza a quedar cada vez más claro que es posible que casi toda la población española acabe siendo contagiada por el coronavirus en algún momento de este año.  Quiero recordar, nuevamente, que en la mayoría de casos está enfermedad se va a comportar de forma leve, como una gripe, por lo que no hay que preocuparse por la posibilidad individual de morir sino por la de caer enfermo y colapsar el sistema.

Y respecto a lo de vivir en un país de taifas, una vez pase todo este revuelo habrá que volver a plantearse si tiene algún sentido en el mundo de los gigantes como China, EEUU, India, Rusia o Brasil, vivir en un país mediano y dividirnos por razones de lo más estúpidas, lo que nos lleva a situaciones como esta:

Y por ejemplo, también, el asunto de si Madrid iba a quedar aislado o no, con el gobierno central y autonómico desdiciéndose, comienza a ser demasiado oscuro y peligroso, de modo que, aunque sirva de poco, me gustaría pedir a los políticos que intenten coordinarse por el bien de todos los ciudadanos.

Pero vamos, que si la cosa sigue igual, quizá acabe ocurriendo como en Italia y se declare la cuarentena en todo el país. No debemos olvidar que EEUU ya ha cerrado los vuelos con Europa durante un mes. ¿Puede haber algo más drástico? En mi opinión, nuevamente, va siendo hora de barajar involucrar al ejército en todo esto. Yo de hecho lo hubiera activado hace 3 días, pero mucha gente piensa que hubiera sido excederse, de modo que de momento esperaremos a ver qué pasa.

¿Por qué el ejército? ¿No es lo moderno ahora el pacifismo, pensar de que no necesitamos armas o militares y todas esas cosas? Veremos, el ejército es quizá la única institución nacional verdaderamente comprometida con un solo objetivo: el bien de los españoles. Todo el mundo sabe que los partidos políticos miran más por sí mismos que por el bien general, las personas albergan en mayor o menor medida un componente de egoísmo o incluso las monarquías intentan, ante todo, prevalecer. El ejército no. Un militar jura la bandera y se ofrece servicialmente a defender la patria. ¡Ah, la patria! Solo los ricos pueden permitirse no tener patria. Vamos a recordar que los militares no tienen derecho ni a huelga ni a sindicato, y deben obedecer todas las órdenes so pena de ser juzgados en un tribunal militar. Es bien sabido que las guerras no las ganan los ejércitos más fuertes, sino los que mejor manejan la logística, y pocas cosas hay más importantes para los militares que la organización del territorio, de los recursos y del capital humano. Pero bueno, todo se andará, y ya iremos viendo cómo se desenvuelve todo esto.

De cualquier forma, vamos a desarrollar un ejercicio de responsabilidad política y vamos a dar nuevamente un voto de confianza a las medidas oficiales, ahora que por fin se están implementando medidas drásticas. Algo sí que se está haciendo bien, y esto es comenzar a concienciar a la población de varios puntos:

  • Cuidar su salud.
  • Evitar por todos los medios caer contagiados (evitar lugares públicos, quedarse en cuarentena si hay sospechas de estar infectado, higiene de manos).
  • Comportarse cívicamente.
  • No frecuentar hospitales salvo que sea necesario.

Por ese motivo, y aunque a algunos nos cueste, creo que va siendo hora de dejar el despelleje político, porque poco puede aportar. He contemplado horrorizado cómo muchos diputados de la bancada izquierdista se han mofado de Vox por la irresponsabilidad de haber organizado el mitin de Vistalegre y luego algunos de ellos haber caído enfermos. Ahora tienen que tragarse sus palabras cuando Irene Montero también está contagiada, habiendo organizado la manifestación política del 8M. Yo, aun así, pienso que al gobierno siempre hay que exigirle más, pues manejan los datos y tienen la potestad absoluta para cancelar cualquier evento. Si el gobierno no dice que hay riesgo, ¿por qué deberíamos comportarnos como si lo hubiera? No queremos alarmar a la población. Eso es cierto, y excusa en parte a Vox, pero todos los actos que se desarrollaron fueron tremendamente irresponsables. Y espero que esto les haya servido a todos los políticos, los que son nuestros líderes y deben velar por nuestros intereses, para dejarles claro que es hora de que aparquen sus diferencias y se pongan a trabajar en serio. Una vez la tormenta cese, ya exigiremos dimisiones y responsabilidades, pues somos muchos los que estamos muy enfadados, aunque ahora toca arrimar el hombro.

Muchas cosas por decir, mucho se me pasa por la cabeza, pero me veo en la obligación de traer a colación también cómo se están comportando todas las naciones del planeta, lo que nos va a retratar a todos tarde o temprano. Creo que todos debemos hacer autocrítica y reflexionar sobre si hemos mirado por encima del hombro a China. Sí que es cierto que taparon la crisis al principio, lo que fue peor y a todos nos trajo a la mente su relación con el comunismo, una ideología criminal. Nos vino a la cabeza la chapuza de Chernobyl, que fue similar. Pero ha sido una verdadera sorpresa ver el titánico esfuerzo que han hecho para controlar la infección y, ahora, ver que también pueden ser generosos y liderar políticas mundiales.

Captura

Y luego vemos a su lado a esta Unión Europea que creamos con nobles objetivos pero que finalmente ha acabado convirtiéndose en un engendro vampírico que roba la energía y la soberanía de los pueblos para alimentar un enorme, ridículo, obsoleto y perjudicial sistema burocrático. Vemos el egoísmo entre países y la absoluta y alarmante falta de liderazgo, que en ningún momento flaqueó cuando desde Bruselas se nos obligó a aceptar cotas de inmigrantes insostenibles, arruinar nuestra industria, desolar nuestros campos o apretarnos el cinturón con el déficit público.

Captura

Una vez pase esto, damas y caballeros, también tendremos que hacer que la Unión Europea rinda cuentas. Si no, no habremos aprendido nada.

Y para cerrar este post con algo útil, quiero recordar algunas medidas quizá no tan típicas pero que pueden ser de utilidad. Creo que en este punto hay que ponerse en el peor de los escenarios, pues más vale que luego todos nos echemos unas risas y pensar que nos pasamos que que nos quedemos cortos. Y creo que todos hemos visto a los chinos disfrazados de Stormtropers limpiando las calles.

Entonces, poniéndonos en lo peor, no sé si realmente estas medias estarían indicadas en población general, pero yo, como médico que me expongo a casos de SARS-CoV-2 en el trabajo, sí que las estoy implementando para reducir el riesgo de contagios:

  • Evitar aglomeraciones.
  • Evitar caer de baja, cuidar la salud, especialmente si uno tiene un trabajo estratégico.
  • En caso de tener síntomas de infección respiratoria, y aunque se haya descartado padecer una infección por coronavirus, quedar en cuarentena absoluta.
  • Higiene extrema. Dejar el calzado de calle y la ropa en un lugar apartado y moverse por casa con pijama o ropa de casa.
  • Lavar el móvil periódicamente con alcohol, pues está atestado de gérmenes. Podemos incluso hacer de nuestro hogar un lugar estéril si todo lo de la calle lo apartamos al entrar.
  • Suena obvio pero, no morderse las uñas, no chupar bolis, lavarse las manos muy bien tras tocar barras de autobús, carrito de la compra.

Y por hoy vale. Viendo que el último post sobre el coronavirus gustó, he decidido hacer otro. Como muchos pedíais permiso para compartir, sentíos libres de compartir este también si lo veis útil u os ha gustado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s